Aumenta la demanda de cámaras de vigilancia y alarmas del hogar ante la amenaza okupa, según Alarmas Plus

Alarmas Plus, expertos en la seguridad de hogares y negocios, han visto crecer significativamente la demanda de sistemas de alarmas para el hogar y de cámaras de vigilancia en comunidades de vecinos ante la amenaza okupa. Y es que en un reciente estudio acerca del movimiento Okupa el Instituto Cerdá y el Colegio de Agentes de la Propiedad cifraban en unas 90.000 las viviendas “usurpadas” por los okupas en España. Unos hechos que la ley entiende como una infracción leve que castiga con penas que van de los 3 a los 6 meses de privación de libertad.

Ante esta situación legal 'favorable' el fenómeno okupa sigue extendiéndose. Si bien antes, el movimiento okupa consistía en un movimiento social con cierto trasfondo ideológico, cuyo fin era el acceso a una necesidad vedada por su alto coste económico, hoy en día es una oportunidad de negocio para grupos organizados de delincuentes.

Durante el año 2017 más de 6.800 okupas fueran condenados por introducirse en viviendas ajenas. El 40% de estas personas tenían antecedentes delictivos y alrededor del 75% tenían algún tipo de vínculo con bandas criminales.

Tal es la situación que el Gobierno se vio obligado a aprobar una Ley de Desahucio Express ante la vulnerabilidad en la que se encontraban los propietarios de inmuebles. Una ley para muchos de extrema necesidad, que no tardó en producir un efecto positivo en los afectados por este fenómeno, quienes vieron reducidos los plazos de recuperación de sus viviendas de manera significativa.

¿Se ha solucionado el problema de la 'okupación'?
Los expertos en materia de seguridad del hogar como alarmas.plus, coinciden en afirmar que el problema está lejos de ser resuelto definitivamente, dado que si bien es cierto que las viviendas pueden recuperarse mucho antes, en el momento que una vivienda es ocupada, ya es demasiado tarde, y los daños económicos serán cuantiosos para el propietario.

¿Qué debe tenerse en cuenta para proteger una vivienda frente a una ocupación?
Según Alarmas.plus, lo más importante es la prevención y conocer cuánto antes si hay personas o grupos merodeando en la comunidad de propietarios o si alguien está intentando entrar o ha entrado ya en algún inmueble. De esta manera, se puede avisar rápidamente a la policía para que se personen a la mayor brevedad posible y no se consolide la ocupación de la casa.

Esta prevención activa se puede desplegar por medio de las alarmas del hogar y las cámaras de vigilancia. Unos sistemas económicos, efectivos y fáciles de instalar, conectados directamente con la policía, que pueden avisar en el mismo momento que detecta una intrusión en el inmueble.

"A la hora de poner medios físicos de protección de una vivienda, la inmensa mayoría piensa en una puerta blindada, en buenas cerraduras, y ya por último, podemos detenernos en sopesar la instalación de una alarma del hogar. Frente a los okupas el método más efectivo de protección y defensa del hogar es la alarma, ya que en el momento que entran en el inmueble, la alarma detecta la intrusión y aviso a las autoridades, que acuden de manera inmediata. De esta manera no se considera 'okupación', ya que la detención es instantánea y nadie puede certificar que residía con anterioridad en el inmueble", según los responsables de Alarmas Plus, especialistas en Sistemas de Seguridad para el Hogar.

Es por esta razón, que contar con un sistema de seguridad efectivo, con cámaras de vigilancia y cuya pieza central sea una alarma resulta el método más eficaz para proteger cualquier bien inmueble frente a la amenazas latente okupa.

Más información en: https://alarmas.plus


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae