Alfombras 100% ecológicas: una de las mejores soluciones para los alérgicos al polvo, según Alfombras Hamid

Las enfermedades alérgicas se han ido multiplicando en los últimos años, tanto que uno de cada cuatro españoles padece algún tipo de alergia. Además, los síntomas alérgicos cada vez llegan antes y tardan más en marcharse. La primavera ocupa ya casi desde el mes de febrero hasta finales de junio.

Retrospectivamente, se observa que las lluvias tampoco han sido estables en los últimos años. O ha llovido muchísimo o se han sufrido etapas de sequía. Estos cambios y alteraciones afectan de manera importante en el ritmo natural de polinización de las plantas, que florecen antes de tiempo trayendo consigo los incómodos estornudos y picores de ojos.

Todas estas variaciones medioambientales y los cambios en el estilo de vida de las personas, sobre todo en las grandes ciudades, han traído consigo el aumento de alérgenos tanto en la calle como dentro del propio domicilio.

Aunque no existen técnicas infalibles para evitar el polvo y los ácaros en los domicilios, se ha comprobado que las alfombras de fibra natural 100% ecológicas no acumulan suciedad ni ácaros, lo que supone la eliminación de un foco seguro de polvo como sucedía con las antiguas alfombras sintéticas.

Tal y como confirman desde Alfombras Hamid, expertos en alfombras desde 1983, la compra de alfombras de yute y fibras naturales por parte de los clientes ha aumentado exponencialmente en los últimos años."En el último año 2018, de los 10 productos más vendidos de la tienda, 9 de ellos estaban fabricados con tejidos naturales", comenta Omid Hejazi, responsable de ventas de Alfombras Hamid.

Este notable aumento del número de ventas de alfombras de fibra natural se debe principalmente a motivos decorativos. Tal y como afirma Omid, la elección de la alfombra ideal no se basa nunca en motivos de salud, sino en gustos estéticos y económicos, y en este sentido, el atractivo precio y sus toques de diseño rústico parece ser que han cautivado a los consumidores.

Además, se trata de alfombras muy versátiles que combinan muy en cualquier estancia de la casa, otro motivo más por el que este tipo de alfombras llevan bastante tiempo siendo las claras dominadoras en cuanto a decoración de interior, destacando por encima de todas las alfombras de Yute.

Este tipo de alfombras de fibra natural combinan en cualquier estancia, pero son utilizadas especialmente en dormitorios ya que absorben la humedad y son un gran aislante frente al frío. Además, las alfombras de yute son finas y suaves por lo que no es necesario quitarlas cuando llegue el verano, ya que sus propiedades aislantes también actúan contra el calor.

Otra gran ventaja para la personas alérgicas es que son muy fáciles de limpiar, ya que no es necesario sacudirlas. Con una simple pasada de aspiradora se elimina la suciedad que ésta haya podido recoger; eso sí, es muy recomendable realizar este aspirado un par de veces por semana para evitar que el polvo se acumule en las fibras.

El último gran motivo para decidirse por este tipo de alfombras es que las plantas de las que se extraen los materiales como el yute dan sustento a cerca de cuatro millones personas entre la India y Bangladesh, principales países productores de yute por sus idóneas condiciones climatológicas para su cultivo y crecimiento.

Por todos estos motivos no es de extrañar que las alfombras de fibra natural sean actualmente las más vendidas del mercado, y todo apunta a que esta tendencia se mantendrá por lo menos durante los próximos dos o tres años.

Más información y contacto: https://tienda.alfombrashamid.es


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae